Meditación en la vacuidad
curso · 02 de junio
La vida es sueño

Buda dijo:

“Debes saber que todos los fenómenos son como sueños”

 

Aunque nuestros sentidos perciben los fenómenos como si existieran de manera inherente, en realidad son vacíos de existencia verdadera. Los objetos, nuestros amigos, nosotros mismos y todo el universo somos, en realidad, apariencias que surgen en la mente, al igual que los objetos que percibimos en los sueños.

Las enseñanzas más profundas de Buda, la vacuidad, nos ayudan a reducir y finalmente eliminar el origen de todos nuestros problemas.

Aprendiendo a meditar en la vacuidad podrás superar la ansiedad, las preocupaciones y cualquier malestar físico o mental.

 

Cómo conseguirlo

La vacuidad es la forma en que los fenómenos existen en realidad, que es contraria al modo en que los percibimos. De manera natural pensamos que los objetos que vemos a nuestro alrededor, como las mesas, las sillas, las casas, etc., son reales porque creemos que existen exactamente del modo que aparecen. No obstante, la manera en que nuestros sentidos perciben los fenómenos es engañosa y contraria por completo al modo en que existen en realidad. Los objetos parecen existir por su propio lado, sin depender de nuestra mente. Parecen tener su propia existencia independiente y objetiva. Parecen estar “fuera”, mientras que nuestra mente parece estar “dentro”. Pensamos que pueden existir sin nuestra mente; no creemos que la mente participe en modo alguno en su proceso de existencia.

Buda explicó que todos los fenómenos son apariencias a nuestra mente, son como una ilusión, como un sueño.

Maestra

Elisa Valero

Kadam Elisa Valero

Maestra residente

Horario

02 de junio

  • Curso de 10:30 a 13:30h
    • 1ª parte: 10:30 a 12h
    • 2ª parte: 12:30 a 13:30h
  • Descanso de 12 a 12:30h

Precios

  • Curso completo 15€
  • Precio por sesión:
    • 1ª parte 9€
    • 2ª parte 7€

Inscripción

Nombre y apellidos*

Email*

Mensaje

Por favor, marca la casilla siguiente para confirmar que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad.

comillasCuando la turbulencia de las distracciones disminuye y nuestra mente se calma, surge de forma natural en nuestro interior un sentimiento profundo de felicidad y satisfacción que nos ayuda a hacer frente al ajetreo y las dificultades de la vida diaria.

Ven. Gueshe Kelsang Gyatso Rimpoché